Las vegas de Dúrcal

Pulsa para ver el término municipal entero

Aunque en Dúrcal hay infinidad de pagos,
 se pueden distinguir las siguientes vegas.

Según baja el Río: Sin incluir la Sierra o la Dehesa

El Romeral de Marchena Marchena- La Laguna El Romeral Mahina Los Hinatares El Picón El Broncano El Retamal

El Romeral de Marchena y el de Dúrcal

Son las dos zonas más cercanas a la sierra, donde predomina el arbolado de secano, principalmente almendros en la parte alta y olivar en la baja. La parte de Dúrcal tiene una gran porción la Sociedad Benéfica la Esperanza, que es cedida a sus diferentes socios. Sus tierras principalmente son arenosas. En algunas partes hay algunos pinos e higueras

Marchena-La Laguna

Es una zona de vega y riego eventual. La acequia que la abastece es la morisca de Marchena, que hoy coge las aguas en la Poza Pipa del río impulsada por un motor. También hay una serie de pozos que abastecen la zona, sobre todo en épocas donde escasea el agua de la acequia. En sus tiempos los cultivos eran los propios de la vega (patatas y maíz) acompañada de viñas y olivos. Hoy en día es el arbolado el más extendido, ya que el cultivo de vega se ha hecho menos rentable. Su tierra va desde la negra a la roja (en la zona que pega a Cozvíjar) llegando a una tierra más fina en la parte de la Laguna. Es un extensión bastante llana inclinada hacia la Laguna que la comparten entre Dúrcal, Cozvíjar y padul. aunque la principal parte es de éste último

Mahina

Es la principal vega de Dúrcal, desde siempre la más deseada y productiva, principalmente por ser la más cercana y estar abastecida por la acequia morisca de su mismo nombre, bien conservada y en perfecto estado. Su producción ha sido siempre el maíz y la patata, pero poco a poco ha dejado paso al arbolado de cerezos, perales, manzanos y olivos. La calidad de la tierra es negra y bastante buena.  Parte de la vega la cogió la nueva carretera que luego se hizo circunvalación. Esto ha hecho que avance bastante el pueblo hacia esta zona. Desde la época morisca quedan restos de su utilización como vega y como parte de una población, como lo atestiguan los restos del Fuerte de Mahina

Los Hinatares

Es la parte de vega entre Dúrcal y Nigüelas. Es una zona de vega y de riego eventual. Se abastece de la acequia morisca que compartimos con Nigüelas. Su cultivo de vega ha ido dejando paso al arbolado principalmente el olivo. Su tierra es negra aunque de menos calidad que la de Mahina

El Picón

Es la parte de terreno entre Dúrcal y el río por el este, en dirección al cementerio. Parte es de riego abastecida por la acequia de Mahina y parte de riego eventual y secano. Sus cultivos de la vega han dejado paso al arbolado de olivos y almendro. En ella se establecen una serie de barrancos, como el del baño, la Cañada... que van inclinándose hacia el río para verter sus aguas. Por aquí  y el Broncano pasa la actual autovía

El Broncano

Es el terreno por encima de Dúrcal entre el retamal y la carretera. es una zona de secano con predominio del almendro y vid. Su tierra es roja.

El Retamal

Es la parte de los cerros situados en el sur del municipio, que le corresponden a Dúrcal, por la parte de Nigüelas le llaman la "Loma de la Manteca" y por la de Murchas "Los Volaores". es un terreno de loma redondeada, perfecta para el cultivo ya que una vez arriba no ofrece excesivos desniveles. Tierra de secano, dedicada principalmente al almendro, pero que antiguamente producía bastante cereal, como todo el secano de Dúrcal.

La vegas de Dúrcal, se mantuvieron en plena producción hasta la década de los 80. Pero los nuevos jóvenes se iban incorporando poco a poco a la construcción, por lo que la agricultura al no modernizarse en modos de producción ni en tipos de productos terminó de ser rentable. Hoy en día se ven los campos totalmente baldíos y a lo sumo repoblados de algunos árboles, que exigen poco mantenimiento. también han ido apareciendo una serie de "cortijos" encaminados en parte a pasar el fin de semana y en parte al cultivo de huerto.