Arboricultura en el Valle de Lecrín en los primeros años de la conquista

La arboricultura ocupó un lugar preeminente en el valle de Lecrín. Naranjas dulces y agrias, limones, cidras y toronjos, como frutas de invierno, y servas, nísperos, castañas, nueces, membrillos y zamboas proporcionaban una producción que completaba el ciclo anual1 . A esto, Bermúdez de Pedraza añade la miel y el aceite

Dentro de las limitaciones propias del momento, la Vega de Granada proporcionó un tipo de agricultura intensiva, dirigida a la producción de cereales, especialmente trigo, a la horticultura y a la arboricultura. Las tierras de secano de las Siete Villas se dedicaron fundamentalmente al cultivo del cereal, obligadas, como estaban, al mantenimiento de Granada. Con los cultivos de tipo especulativo que proporcionaba la agricultura en las Alpujarras, en el Valle de Lecrín y la Costa se consigue el autoabastecimiento de estos productos, dedicando los excedentes a la exportación2

(1) J orquera : Anales..., p. 36

(2) Se mantiene una tradición vigente desde el emirato. Véase López de C oca Castañer , José E.: Málaga «colonia» genovesa (siglos XIV y XV), «Cuadernos de Estudios Medievales», I. Granada, 1973, pp. 135-144.

Sacado de "APUNTES PARA EL ESTUDIO DE LA AGRI­ CULTURA DE GRANADA Y SU TIERRA EN LOS PRIMEROS AÑOS DE LA CONQUISTA" de JUAN ANDRES LUNA DIAZ