Ir a Febrero de 2005 en la Web

A continuación los artículos no publicados en la Web de este número

Febrero 2005

viñeta Un año pletórico
viñeta Familia Sánchez Padial
viñeta Durqueños para el recuerdo
viñeta Sobre la Feria Agroalimentaria de Padul
viñeta Seguridad en cajeros y tarjetas
viñeta Medidas de seguridad
viñeta El Valle de Lecrín hace 10 años. Febrero de 1995
viñeta El Ayuntamiento de El Valle celebra la III edición de la carrera campestre La Naranja
viñeta Pedro Vaquero pide a la Junta que cuide La Laguna de El Padul

Un año pletórico

CRÓNICA APRESURADA DE LO ACAECIDO AL VALLE DE LECRÍN Y SUS GENTES EN 1994

Francisco Terrón Ibáñez

Hace algunos años, en el transcurso de una entrevista le preguntaba un periodista a Ian Gibson Gibson si era cierto que se había venido a vivir al Valle de Lecrín porque lo consideraba un lugar paradisíaco. "Sí pero no lo diga usted para que no vengan", contestó. "Tengo Granada y la Costa cerca, la nieve del Caballo en frente, a mis pies un verde manto de olivos y naranjos y a mi alrededor un montón de amigos. Es el lugar en el que quiero estar', añadió. Ian se había venido a vivir a nuestra comarca buscando el calor humano de la gente y la tranquilidad necesaria para escribir.

Si desde el punto de vista de lo noticioso hemos de partir, habremos de admitir que es un lugar muy tranquilo, porque pocas veces aparece en los medios de comunicación provinciales. Pero no quiere decir eso que no ocurran cosas más que interesantes, y citaré aquí las acaecidas en el último año.

La más interesante de todas, a mi entender, fue la puesta en marcha de un servicio de autobuses que comunicará, mediante seis rutas distintas, todas las localidades de la comarca entre sí. Ello ha permitido comunicar a pequeños anejos prácticamente desconocidos como Acequias, Los Peloteos, Acebuches o Marcha¡ con otros más grandes como Dúrcal o Padul. Y a sus vecinos y sus hijos estudiar, buscar empleo, ir a comprar o a ver a los amigos a otros pueblos próximos. La experiencia', puesta en marcha para paliar desequilibrios territoriales, es pionera en la provincia, y si funciona será aplicada también a otras comarcas.

Si hubiera que buscar una noticia política, me quedaría con el procesamiento y la condena de varias personas por la explotación irregular de las canteras de Padul, situadas en el Parque Natural de Sierra Nevada. Entre ellas el ex alcalde de Padul, Cipriano Duarte, uno de los mejores dirigentes que ha tenido el pueblo y que, sin entrar a juzgar las irregularidades administrativas o la negligencia que haya podido cometer, tiene a mi entender las manos y el corazón limpios. Así sé lo reconoció el pueblo de Padul con firmas y manifestaciones de apoyo.

También este año estrenó Dúrcal, en febrero, la receta electrónica, un experimento pionero en España por el cual los enfermos crónicos no tienen ya que acudir continuamente al médico en busca de recetas. También en este año los municipios de El valle y Villeneuve La Riviére se hermanaron, as¡ que antiguos emigrantes y sus patronos franceses se volvieron a sentar juntos a la mesa a comer, como hicieron muchos años antes, cuando nuestros compatriotas acudían en temporada a trabajar a tierras francesas.

Y el año en que Albuñuelas estrenó Internet banda ancha vía satélite, que la Junta de Andalucía declaró bienes de interés cultural las iglesias de Pinos del Valle y Acequias; que los vinos de Cozvíjar, de Señorío de Nevada, fueron admitidos como miembros de pleno derecho en el Centro Enológico de Burdeos; que se celebró un año más con éxito en Padul la Feria Agroalimentaria del Valle de Lecrín; que las majorettes y la banda de trompetas de Dúrcal obtuvieron el segundo y primer premio nacionales; que el Valle de Lecrín se convierte en tierra de molinos con la instalación de un parque eólico entre Béznar y Lanjarón; que Dúrcal se hermanó con el municipio de San Bartolomé, de Lanzarote; que se puso en marcha un proyecto europeo para investigar las "huellas de carros" que los pueblos ibéricos en la época prerromana dejaron marcadas en la zona; y que la comarca entera se echó a la calle con motivo del atentado del 11 de marzo.

Pero si tuviera yo que elegir, me quedaría con otras noticias más sencillas y para mí más importantes. Son, diría, mis preferidas, y por eso las he elegido para traerlas a estas páginas. 1994 fue el año en que los alumnos de "Vale", la asociación de discapacitados de la comarca le tejió un tapiz a los Príncipes -un lujo para Leticia y Felipe- , en que el jesuita durqueño José Caba cumplió treinta años como profesor de Teología Fundamental en la Universidad Gregoriana de Roma; en que otro jesuita, éste de Padul, el padre Ferrer, publicó un libro sobre Padul en época morisca, y el ex alcalde paduleño Fernando Muñoz sintió la llamada del cielo y se ordenó sacerdote; el año que supimos que las carpas del pantano de Béznar c o m e n naranjas, y que el nigüeleño Germán Tejerizo publicó el cancionero popular de Cádiar y el Temple, fruto de m u c h o s años de esforzado y primoroso trabajo; que a Andrés Villena, emigrante paduleño en Suiza, quisieron el destino y su afición futbolística llevarlo a la presidencia de¡ Club Deportivo Neuchatel, de la Tercera División del fútbol suizo; en que la paduleña Jennifer Rejón se alzó con el bronce en los 50 metros mariposa en el Campeonato de España de Natación; que Manuel Gómez Gijón completó en las calles de Nueva York su gesta vital de sumar en su haber cien maratones; que Manuel Puerta volvió a su tierra, Dúrcal, tras 20 años de profesor en Michigan; que los durqueños de la Asociación Astronómica construyeron su propio telescopio; que la familia ucraniana de Genady y Liliya confirmaron su integración entre las gentes de Padul; el año en que conocimos que Antonio José Molina se había hecho misionero en la desembocadura del Amazonas, y que un pilar renacentista de Nigüelas, del siglo XVI, apareció en Sierra Nevada, sin que nadie acierte a saber cómo llegó hasta allí, esperando que alguien vaya a rescatarlo.

Es esta mi crónica apresurada de cuanto aconteció en 1994 en la comarca del Valle de Lecrín, a la que considero, toda ella, como mi pueblo. De cuanto antecede tuve noticia a través de El Valle de Lecrín, el periódico que fundara en 1912 el cura Rafael Ponce de León como órgano del sindicato agrario de Dúrcal, y hoy un hermoso ejemplo de prensa local, en cuya edición me honro en participar.

Viene esto a corroborar aquellas palabras de Ian Gibson, no sólo por la belleza del Valle de Lecrín, sino por la calidad humana de sus gentes. Cuentan algunos que Valle de Lecrín viene a significar Valle de la Alegría, pero esto, según supe, fue invención de un cura del siglo XVIII cuando le pidieron que documentara la zona. Más bien parece significar Iglim Laysar, que significa en árabe "distrito de la caña de azúcar', en alusión a que en otro tiempo sus campos albergaron plantaciones de caña. Con su mismo nombre existe una asociación cultural que cada año organiza la Feria de la Naranja, una de las señas de identidad del Valle de Lecrín. Pero por mi parte, si tuviera que elegir un nombre para mi comarca, me quedaría con el que la bautizó en 1732 el granadino Francisca Fernández Navarrete, médico de Felipe V: 'Rico Broche de Esmeraldas''

La familia de Francisco Sánchez y Florinda Padial, se reúnen hace muchos años por Navidad para compartir juntos un día de estas fiestas.

Francisco y Florinda tuvieron 12 hijos que son: Francisco, Cándido, Trinidad, Florentino, Dorotea, María, José, Rosa, Juan y tres hijos que murieron de pequeños, y estos con sus hijos, nietos, esposas y esposos, etc... forman una gran familia muy unida que todas las Navidades hacen un almuerzo para estar un día en familia. Este año a la fiesta han asistido 50 miembros de esta familia, y se celebró el 19 de diciembre de 2004, y como todos los años se bailó, cantó y sobre todo nos lo pasamos muy bien.

Todos los años un miembro de la familia nos prepara una sorpresa, y este año ha sido muy emotiva, pues nos han regalado un árbol genealógico con 5 generaciones, ha sido muy emocionante, y aprovecho en nombre de toda esta gran familia para agradecer a Concepción Valero Sánchez su entrega y dedicación por esta sorpresa que nos ha preparado este año con tanto cariño, gracias de corazón.

Carmen Sánchez Padial

Durqueños para el recuerdo

Alfredo Agustín Ortiz

Cuando escribo estas líneas tengo en la mente el recuerdo como persona mayor que soy y jubilada el protagonismo que algunos personas de nuestro querido pueblo aportaron por su peculiar idiosincrasia, trabajo, comportamiento y honradez que hicieron de ellos personas populares. He aquí el comentario:

Gracia la del Carbón. Esta mujer que a muy temprana edad se quedó viuda con una prole de familia numerosa sacó adelante a mis hijos con la venta de carbón y carbonilla para los braseros. Tengamos en cuenta las hornillas de gas aparecieron después.

Carmen la "Rorra". Esta mujer viuda de carácter alegre a cualquier cosa le sacaba partido, cogía hinojos del campo, collejas, ramos de flores silvestres, que llevaba a casas de familias pudientes. Además todos la conocimos con su tradicional cesta de caramelos y chucherías debajo de los carteles del cine en la plaza.

Paco el Carrero. De apodo "Monolito", era el cosario de Dúrcal, su ir y venir a Granada era su trabajo habitual, llevar y traer mercancías para las pequeñas tiendas y comercios y cómo no, tenía que hacer noche en Granada y a otro día volver con su carro tirado por una mula y un burro.

Blasico Cagalquiero de apodo, de los pocos coches que había en el pueblo el suyo era de alquiler, una especie de furgoneta de color claro que le llamábamos la "rubia". Era muy popular por la forma de expresarse con habla un poco gangosa y encasquillada pero muy expresivo, abierto y servicial para todo el mundo.

Alberto el "Moreno". Todo el mundo lo conocimos como carrero, ya una persona mayor de carácter bonachón, pausado, tranquilo igual que su mulo rojito que iba metido en las varas del carro. Siempre se ha dicho que los carreros por las dificultades de su trabajo, lidiar con las bestias y demás, eran dados a maldecir y echar votos. Pero jamás Alberto pronunció una mala palabra. Se cuenta que cuando la Guardia Civil le llamaba la atención por alguna irregularidad, el decía lo que ustedes quieran, yo estoy a sus ordenes qué vamos hacer. A todo el mundo le llamaba de usted, si le dabas una broma el decía no me irrite usted.

Blas "Pipa" el concejero, este hombre alto delgado de tez morena muy curtido por el medio ambiente en que vivía pues era pastor de cabras, que además de su pequeño rebaño, iba recogiendo las cabras por la mañana, tocando un silbato por las calles, para que las familias que tenían una o dos cabras el pipa los fuera recogiendo que junto con su manada pasaban el día en el campo. A este sistema de guardería se le llamaba el concejo.

Al llegar las cabras de vuelta por la tarde al pueblo no había dificultad alguna en repartirlas, pues cada una sabía su hogar y que le esperaba un pequeño pienso de grano como complemento de la comida que había comido en el campo. Por este servicio se pagaba una cuota o iguala mensual al pastor. Por aquella época se decía que la cabra de la casa era la pequeña vaca lechera de las familias humildes que junto con el marrano la media docena de gallinas y unos conejos era una parte muy importante para la economía del hogar familiar.

En la próxima edición de este periódico seguiré comentando el vivir de otras personas en el recuero de nuestras mentes, y como presente a los jóvenes que no llegaron a conocerlos.

Sobre la Feria Agroalimentaria de Padul

Sr. Director del periódico "El Valle de Lecrín":

Dice un clásico refrán que "no es bien nacido quien no es agradecido". Esta es precisamente una de mis razones para pedirle publique este escrito, la de agradecer a D. José Villena el reconocimiento que, un año tras otro y desde distintos medios, viene haciendo de mi trabajo para la puesta en funcionamiento de la que, inicialmente se llamó Feria Agroalimentaria del Turismo y la Artesanía del Valle de Lecrín y el Temple, así como de otros asuntos en los que participé cuando ejercía de concejal.

Dicho esto, tengo que precisar que la Feria fue posible, gracias a la decidida apuesta de un equipo de personas e instituciones que estuvieron a la altura de las circunstancias, entre otros, el Ayuntamiento de El Padul, el PRODER y Caja Granada, los cuales captaron la ilusionante idea inicial y supieron ver lo necesario que podía ser, un foro como este, para la promoción y el desarrollo de las comarcas citadas.

Por supuesto, también fue y sigue siendo posible, gracias a la presencia en la misma de una serie de empresas y otras instituciones incorporadas a posteriori, que año tras año siguen apoyándola, cumpliendo de esa forma un importante papel de cara su mantenimiento. Por esa importancia que, sin lugar a dudas tiene, y por el trabajo y el riesgo que supuso ponerla en marcha, es por lo que me duele sobre manera, la ligereza de su colaborador, el Sr. Molina Palma, a la hora de formular "una visión critica" de la mal llamada por él "Feria de¡ Padul".

Debo de precisar que nada de lo dicho por Sr. Molina me alude personalmente, toda vez que desde hace tres años, me mantengo al margen de la organización del evento. Es mas, me reconozco en la idea inicial a la que hace referencia y que se corresponde con la verdad. Sin embargo no comparto la descarnada crítica que hace de los organizadores actuales por injusta y temeraria. Estoy de acuerdo con que la misma es manifiestamente mejorable, ahora y cuando yo intervine, pero esa mejoría, en su mayor parte, puede y debe venir de la mano de los que no participan, no de los que un año tras otro la están haciendo posible.

Desconozco sus verdaderas intenciones y no desearía equivocarme, no obstante, percibo a lo largo de su ambiguo y contradictorio escrito, un falso sentimiento de amor al Valle de Lecrín, camuflado por un resentimiento que no me atrevo a precisar su origen. De cualquier forma estoy en condiciones de asegurar que, algunas de sus manifestaciones, son más que nada un deseo, en lugar de un fiel reflejo de la realidad.

Comienza dando la enhorabuena a los paduleños por el éxito de la feria, para acto seguido atacarla por su carácter "tan localista".Eso cuanto menos es peyorativo y por tanto, inaceptable. Dice a continuación que se ha realizado con gran éxito y afluencia de público, "sobre todo paduleño". Esa afirmación que pudiera tener una sencilla lógica, a parte de no tener ningún rigor, lleva implícita una elevada dosis de perversidad, toda vez que lo único que puede conseguir es desincentivar a futuros expositores, haciéndoles ver que este es un asunto de y para los paduleños, cuestión ésta nada más alejada de la realidad vivida.

El Padul desde hace muchísimos años tiene su Feria Real y Fiestas y no necesita ningún tinglado más de carácter localista. Cuando se decidió iniciar la Feria Agroalimentaria del Turismo y la Artesanía del VALLE DE LECRÍN Y EL TEMPLE, lo hicimos con unas miras más altas y con criterios solidarios y es a esos principios, a los que debemos responder los habitantes de estas dos comarcas junto con los nuevos pueblos incorporados. En estas aspiraciones es decisivo el papel de los medio de comunicación, si verdaderamente queremos entre todos hacer comarca.

Después de reconocer el éxito de la asociación Vitivinícola, pasa el Sr. Molina, a dar su "mas sentido pésame a los organizadores", porque según él "no se están consiguiendo los objetivos iniciales", "porque no solo no ha crecido", si no que, "las instalaciones resultan ya pequeñas e insuficientes". Mayor contradicción no cabe.

Dice a continuación que "no se ha diversificado, sino que se ha constreñido y centrado casi exclusivamente en el Padul". Esta afirmación se hace como crítica a la organización, basándola en la procedencia de las empresas participantes este último año. A este respecto tengo que decirle al Sr, Molina que no es justo en su apreciación. La organización, compuesta por el Ayuntamiento del Padul, Aprovalle-Temple Costa Interior y la UTEDLT, no me cabe la menor duda, están haciendo una difusión de la Feria hacia las tres comarcas, en condiciones de igual. Es más, estoy absolutamente seguro de que no se excluye a ninguna empresa por razón de su procedencia. En todo caso, esa critica habría que hacérsela a los que, incomprensiblemente, pudiendo no participan.

Debo recordarle que los socios del PRODER, tienen una considerable rebaja por su asistencia al evento y entre estos socios hay que contar a los distintos ayuntamientos de las comarcas implicadas. ¿Sabría el Sr. Molina explicarnos por qué no tienen la mas mínima presencia, exceptuando la que se hace de manera genérica en los folletos publicitarios? ¿A caso les resulta mas digno y mas barato participar a esos mismos Ayuntamientos en la Feria de los Pueblos que se celebra en Armilla, a pesar de ser una iniciativa posterior a la nuestra? ¿No sería lógico estar presentes en esta, su feria, aunque fuera en una cuarta parte de cómo lo hacen en la de Armilla? Además de la rebaja citada, esos mismos ayuntamientos saben de sobra que el 50% del presupuesto de la Feria se hace con dinero del PRODER, o lo que es lo mismo, con dinero que les corresponde en igual medida a todos ellos y lo están desaprovechando estúpidamente.

El aspecto solidario del Ayuntamiento del Padul no precisa demasiada explicación. Además de poner sobre la mesa la idea inicial y contribuir a la celebración del evento, con un recinto que supuso en su día una considerable inversión, el primer año, nos vimos obligados a aportar la nada despreciable cantidad de 5 millones de las antiguas pesetas, para hacer posible algo que era y sigue haciéndose para las tres comarcas, repito, sin ningún tipo de discriminación. A partir del segundo año la cosa cambió de manera radical, no obstante se sigue contribuyendo con una considerable cantidad, tratándose de un ayuntamiento modesto como el nuestro. Con esto, lo que quiero dejar bien claro es que hubo que apostar fuerte desde un principio, y en esta apuesta, en la misma media que el PRODER, el Ayuntamiento de El Padul, no se merece una crítica tan implacable con la realizada por el Sr. Molina.

Se sorprende el citado Sr. de que este año no haya habido presencia de algunos pueblos, así como de la mayor asistencia de empresas del Padul. A este respecto tengo que decirle que no todos los años ha sido así. En ediciones anteriores, por citar solo a algunos de esos pueblos que dice no están representados, estuvieron en la misma, entre otros, la Asociación VALE, que, si no estoy mal informado, responde a todo el Valle y algo mas, Aceites Navarro de Nigüelas, Licores Espinosa y los Jumillanos de Alhendín, Templeoliva de Ventas de Huelma, Sol del Valle de El Chite-Lecrín, los quesos de Manolo de Las Albuñuelas, así como Huerto Alegre, etc. En cuanto a la mayor presencia de empresas del Padul tampoco debe de extrañarle, dada la diferencia de población y de tejido empresarial.

En cualquier caso, lo que no resulta lógico, es que se diga que "mal favor hacen las instituciones al Padul y a sus empresas que se ven abocadas a una expresión intimista y local...", (vuelta la burra al trigo). ¿A que instituciones se refiere?

La guinda de esta "visión crítica' la pone el Sr. Molina con su queja de que "siempre van los mismos", como dando a entender que alguien se encarga de que así sea. Ni en ese sentido ni en ningún otro, esa afirmación tiene por donde cogerse. En el hipotético caso de que algún día consiguiéramos acoger en un recinto más amplio que el actual, todas las empresas del Valle, ¿qué deberíamos hacer al año siguiente para que este Sr. no se quejara de las repeticiones? ¿Habría que inventarse otras nuevas? A FITUR asisten todos los años, en su gran mayoría, los mismos clientes, porque justo es allí donde deben ir a promocionarse. A nadie de los que cubren la información se le ocurriría hacer ese trivial comentario.

Como ya dije al principio, la Feria es manifiestamente mejorable y a esa mejora tenemos que contribuir todos con propuestas. Sin ir más lejos yo mismo sería capaz de hacer una extensa relación de cosas que hay que perfeccionar. Pero lo que no puede consentirse son actitudes como las del Sr. Molina, al cual me lo imagino, en este caso, como un francotirador, disparando contra todo lo que se mueve en positivo, en lugar de hacerlo contra los que no se coscan para que esto valla a mejor.

Para finalizar también tengo que reconocer que no todo lo dicho por el Sr. Molina ha sido negativo, ha conseguido incitarme a este debate que francamente se hace necesario, por esta sola razón le doy las gracias.

Joaquín Cenit Palomares El Padul

SEGURIDAD Y AUTODEFENSA GLOBAL

Seguridad en cajeros y tarjetas

Una vez que se consigue la banda magnética y el código pueden elaborar una réplica de la tarjeta de crédito.

Sin duda, uno de los lugares donde mas fácilmente se puede ser timado por bandas expertas que se aprovechan de la ingenuidad de los usuarios es en los cajeros automáticos. Así son muy diversos los métodos que estas bandas utilizan, mezcla del uso fraudulento de las nuevas tecnologías y la tradicional picaresca. En nuestro país en los últimos años es este uno de los sectores donde más ha crecido el delito, tanto por parte de bandas organizadas provenientes del exterior, como por parte de individuos nacionales que se han especializado en esta modalidad que ofrece para ellos muchas ventajas y muy pocos riesgos. Además ya ha habido casos de connivencia entre dependientes de comercios y bandas organizadas para la copia de tarjetas de crédito, con fraudes millonarios.

Para acercarnos a la magnitud real del problema baste con tener en consideración estos datos, por un lado en nuestro país existen 5,3 millones de tarjetas de crédito y por otro lado se dispone de una red de mas de 40.000 cajeros automáticos.

Normalmente los fraudes de manera individualizada no suponen una gran cantidad de dinero, pero es la suma de todos ellos la que da unas cifras millonarias.

Algunos de los métodos mas habituales son los que siguen:

- Los delincuentes colocan un lector en la entrada similar al que se usa para abrir la puerta, cuando el usuario introduce la tarjeta en el lector los delincuentes han copiado la banda magnética de la tarjeta de crédito. Después con una mini cámara escondida en la parte superior del cajero graban a la persona marcando el número secreto. Una vez que consiguen la banda magnética y el número de tarjeta pueden elaborar una réplica de la tarjeta de crédito y sacar dinero en cajeros o realizar compras con ella. De esta forma la víctima no se da cuenta de que ha sido engañada y no anula su tarjeta.

- En este otro caso el usuario al introducir la tarjeta observa en la pantalla el mensaje de "operación cancelada", por lo que retira la tarjeta y se marcha. El usuario lo que ha hecho es introducir sus datos en una réplica del cajero colocada sobre el real. Dicha réplica es en dimensiones y color idéntica a la real y es muy difícil de apreciar. En dicha réplica hay instalados una serie de dispositivos electrónicos que permite grabar los datos de la banda magnética y filmar la introducción del código secreto.

- Otro método consiste en manipular la ranura del cajero para que la tarjeta se quede atascada y cuando el usuario intenta recuperarla usando el teclado, se le acerca uno de los estafadores diciendo que el sabe como solucionarlo y que para ello debe introducir cuatro cifras seguidas de la clave de la tarjeta. El estafador se coloca detrás del usuario y observa cual es el código que introduce. Como no se soluciona el problema el estafador se disculpa y se va. Cuando la víctima abandona el cajero los delincuentes extraen la tarjeta de la que además poseen la clave.

- Los delincuentes sustraen las tarjetas de crédito cuando esta es renovada y enviada por Correos a su titular. A continuación realizan una llamada telefónica al titular de la tarjeta comunicándole la inminente recepción de la misma y la obtención de un premio en metálico en combinación con su número secreto y para evitar confusiones le piden que se identifique con su anterior número personal. De esta forma los delincuentes disponen de la tarjeta y de la clave.

Por último el modo más salvaje consiste en retener y amenazar al usuario en el cajero obligándolo a que el mismo saque todo el dinero que tiene en su cuenta. En algunos casos han "paseado" a la víctima por toda una ciudad "visitando" de esta forma distintos cajeros.

Manuel A. Megías Megías CLUB DEPORTIVO SISTEMA SAG Telf. 630 425 993

Medidas de seguridad

1.- Antes de entrar al cajero automático, si está instalado en el interior de la Entidad Bancaria o bien si esta fuera en la fachada, comprobaremos las proximidades, para descartar que haya individuos pendientes de los usuarios del cajero.

2.- Se evitaran en la medida de lo posible los cajeros situados en la calle y aquellos que se encuentren en lugares de poco tránsito.

3.- Se evitaran también los cajeros con cabinas múltiples y aquellos que se encuentren ocupados por desconocidos.

4.- Deberemos echar siempre el cerrojo de seguridad de la puerta de acceso (conviene recordar que las sucursales bancarias graban todo lo que ocurre en los cajeros).

5.- Antes de introducir la tarjeta en el cajero comprobaremos que no tiene ningún dispositivo sospechoso ajeno al mismo.

6.- Si la tarjeta queda bloqueada solicite que le atienda un profesional de la entidad bancaria y si la oficina se encuentra cerrada desconfíe de las personas que le ofrecen ayuda.

7.- Finalizada la operación en el cajero, deberemos guardar la tarjeta, dinero y cartera , dejando de este modo las "manos libres", observaremos el exterior antes de salir y ante la mínima sospecha usaremos el interfono del cajero o bien haremos uso del teléfono móvil para pedir ayuda.

8.- Cuando use la tarjeta para el pago en comercios y restaurantes, sin tener delante el lector no debe pasar mas tiempo del razonable.

9.- Revise periódicamente el detalle de los consumos realizados y si detecta un gasto que no realizó, debe comunicarlo lo antes posible al banco emisor de la tarjeta.

10.- Una vez que alguien le ha robado la tarjeta o copiado sus datos y los ha utilizado ilegalmente usted como titular tiene la obligación de comunicar el hecho a la entidad emisora con la mayor brevedad posible, a fin de que esta anule la tarjeta y evitar el uso fraudulento por parte de terceros.

El Valle de Lecrín hace 10 años. Febrero de 1995

El Ayuntamiento de El Valle celebra la III edición de la carrera campestre "La Naranja"

Redacción

El próximo día 28 de Febrero se celebra en el Valle la III edición de la carrera campestre "La Naranja", organizada por el Ayuntamiento de El Valle y con categoría provincial. El recorrido de esta carrera es de 4.500m, según una nota remitida a nuestra redacción por el consistorio.

La salida será desde el polideportivo de Melegís a las 11 de la mañana a campo a través hasta Saleres pasando por Restábal, la llegada será en el polideportivo del pueblo.

Lo singular de esta carrera es que el premio del ganador será su peso en quilos de naranjas, habrá trofeos para los tres ganadores de cada categoría y premios para los demás participantes. Los patrocinadores de esta carrera son: Hormigones Lastra y Diputación de Granada.

"Amigo del Valle"

Con motivo de la celebración del día de Andalucía se realizaran otras actividades en el municipio, como el nombramiento de "Amigo de El Valle". Por su implicación y divulgación del municipio. Se le hará la entrega de una placa honorífica y un regalo singular que será abastecerle de naranjas durante la campaña del 2005 y los cuatro años posteriores.

La escuela de adultos junto con las diversas asociaciones del municipio, la de Mayores , mujeres, jóvenes etc... realizarán una serie de redacciones y lecturas que posteriormente habrán lecturas en referencia a dicho día. Se continuara dando un premio a los mejores lectores de las bibliotecas del municipio, estos actos se cerrarán con el canto del Himno de Andalucía.

Y como punto final a esta jornada deportiva y cultural se ofrecerá una gran barbacoa popular para los participantes y asistentes al evento

Pedro Vaquero pide a la Junta que cuide La Laguna de El Padul

Redacción

El parlamentario de Izquierda Unida por Granada, Pedro Vaquero, ha presentado una proposición no de Ley en la cámara andaluza para la puesta en valor de la Laguna de El Padul y para que la Junta de Andalucía atienda las reclamaciones del Ayuntamiento paduleño respecto al cumplimiento de los compromisos contraídos por parte de la Consejería de Medio Ambiente desde 1994, según un comunicado de prensa de la coalición.

La Laguna de El Padul, enclavada dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, goza de la máxima protección y ha sido incluida en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y en el Plan de desarrollo sostenible del Parque Natural, aún así, las intervenciones realizadas por la Delegación de Medio Ambiente y la Dirección del Parque Natural desde 1998, se ha limitado a la vigilancia que realizan los agentes forestales en todo el término.

De todas las inversiones que se aprueban en 1994 por parte de la Agencia de Medio Ambiente con motivo del Mundial de Esquí Alpino, que ascienden a más de 47 millones de pesetas, sólo se materializa la compra de terrenos por parte del grupo AGNADEN por valor de cinco millones de pesetas, y el edificio que ya existía, acorde con el "entorno y utilizado como vivienda del guarda que una vez restaurado y adecuado podría haber constituido un Centro de Interpretación de la Naturaleza, se derriba y en su lugar se realiza una construcción moderna que se encuentra en un estado lamentable.