Pilar Soto Solier

Escultora y pintora, profesora en la Universidad de Granada en la Facultad de Bellas Artes. Natural de Lecrín, en este caso podemos decir que triunfó en su tierra ya que ha sido la encargada de realizar varias escultura por diferentes pueblos de este Valle

  1. Homenaje a Zoraya en Talará

  2. Homenaje a los mosqueteros de Béznar

  3. El Abanderado de Pinos del Rey

  4. Árbol de Lecrín

  5. Homenaje a la Hermandad de los Santos Inocentes de Chite

  6. Instalación lumínica en el embalse de Béznar


Esculturas para 'El Valle' de Mondújar (Granada)

Pilar Soto ha realizado obras en bronce que han instalado en espacios públicos de los pueblos de la comarca

06.06.11 - 01:06 - RAFAEL VÍLCHEZ | MONDÚJAR. Artículo sacado de Ideal

Ha triunfado en su comarca del Valle de Lecrín y fuera de ella. La escultora, pintora y profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada Pilar Soto Solier ha sido la encargada de realizar en los últimos años un ramillete de esculturas en bronce instaladas en las localidades de Pinos del Valle (El Abanderado), Béznar (El Mosquetero), Talará (Zoraya), en la carretera Talará-Mondújar (El árbol de Lecrín) y en Chite (Los Santos Inocentes). En esta zona los ayuntamientos de los municipios de El Pinar y Lecrín la han elegido para que embellezca con su arte y maestría algunos espacios públicos.

A esta artista no le faltan premios, trabajo, ni lugares donde exponer. Dentro de poco realizará otra escultura en su comarca. Pilar nació en Acequias y reside cerca de su bello pueblecito, en la histórica localidad de Mondújar. También ejerce como investigadora en la Facultad de Bellas Artes. «He sido contratada por la Universidad y estoy terminando mi tesis doctoral sobre la interacción de la luz como lenguaje en la ciudad y todos los puntos que conlleva este tema a nivel político, social, cultural, etcétera. Yo agradezco a mi madre Emilia y a mi padre Antonio la oportunidad que me dieron para poder estudiar. Gracias a ellos, comencé esta trayectoria que ha sido impresionante. Jamás pensé que podría hacer tantas cosas en tan poco tiempo y ver cumplidos tantos sueños», manifestó. Según Pilar «siempre se ha dicho que nadie es profeta en su tierra pero desde que yo empecé a trabajar la gente me apoyó y valoró».

Su primer trabajo en bronce, fue una escultura en bronce titulada Soraya para ser instalada en la localidad de Talará.