El Castañar de Lanjarón

Plaza de Lanjarón Depósitos Desvío del Carril entr dos almendros Acequia de Montalbán Camino Real de la Sierra Cortijo de Mangas

Este itinerario presenta ciertas dificultades, como son: fuertes ascensos y descensos, tramos de caminos poco definidos, así como inconvenientes de paso por la Acequia de Montalbán y el Camino Real de la Sierra, debido a su descarnado piso. En contrapartida podemos disfrutar de la floración (primavera) y colorido (otoño) de sus centenarios e impresionantes castaños, y de sus paisajes y chorreras de agua (en años de lluvia y nieves).

Salimos de Granada hacia el pueblo de Lanjarón (carreteras de Motril 323 y Lanjarón 332) aparcando a las afueras del pueblo, próximos a la estación de servicio y cauce del río, por donde regresaremos. Iniciamos el recorrido a pie retrocediendo hasta la Plaza de la Constitución en el centro de la localidad.


Plaza de la Constitución

Marcharemos por sus calles: Hondillo, Caño de las Eras, Moraledas, Callejón (con escalones), finalmente por una rampa hasta el "Camino de la Huerta de las Monjas" que tomaremos a la derecha.


Callejón escalonado que va al Camino de la Huerta de las Monjas.


Indicadores de las calles a seguir.

Este camino transita por encima del pueblo y ofrece una amplia panorámica de sus caseríos y restos del Castillo Árabe. Poco a poco, nos acercamos al curso del río Lanjarón.


Panorámica del pueblo de Lanjarón desde el camino.

A partir de aquí, comienza un ascenso por la ribera derecha del valle


Carril que nos acerca al valle y curso del río Lanjarón.

Pasada una curva a la izquierda y en posterior trayecto recto, sale a la derecha un carril situado entre dos almendros, que continuaremos


Desvío al carril entre dos almendros.

Dejamos atrás un cortijo (izquierda) para adentrarnos en una zona de enormes castaños


Nos adentramos en una zona de enormes castaños...

... pasando junto a dos depósitos metálicos. El carril finaliza en una cortijada hecha con bloques de cemento, parte de ella dedicada a granja ganadera. De su parte posterior, junto a una pequeña barranquera, nace una vereda ascendente, que a los pocos metros la cruza, y prosigue hacia unos peñascales que dejaremos a nuestra derecha. Nos rodea un bosquete de castaños desapareciendo aquí prácticamente la vereda.


 ... pasando junto a dos grandes depósitos metálicos.

Nuestro instinto nos guiará en sentido Norte, paralelo al río, pero ascendiendo lateralmente hacia uno de los grandes tajales; se pasa una chorrera y unos metros más arriba discurre la `Acequia de Montalbán". Ésta la seguiremos por su lateral izquierdo, teniendo al frente y arriba, las estribaciones nevadas del Cerro del Caballo.

En su mayor parte, tendremos que caminar por el borde de la acequia, construido con trozos de pizarra (lajas). A nuestra derecha queda un cortado entre zarzales, (¡cuidado de no resbalar!). La acequia continúa hasta la toma de agua en el río, desviándonos a la derecha, unos pocos metros antes, para atravesar el río sobre unas grandes piedras. Esta zona comprendida entre tajales y exuberante vegetación, es de una extraordinaria belleza, resaltando las chorreras y saltos de agua en los buenos años de nieves y lluvias.


Acequia de Montalbán, que seguiremos por su lateral izquierdo-.,

En el lado opuesto divisamos una corta y empinada vereda sobre base rocosa. Pasamos junto a unos zarzales y culminando el viso dominamos los tajales del río. Delante existen dos amplios bancales y un viejo cortijo-corraleta, que dejaremos a la derecha, para tomar a la izquierda una empinada y corta senda entre castaños. Esta nos traslada hasta el "Camino Real de la Sierra", que está empedrado en sus tramos más pendientes. Lo seguimos a la derecha para ir descendiendo por zonas con mucha piedra suelta.


"Camino Real de la Sierra", que nos conduce...

Los cortijos derruidos y los gigantescos castaños son frecuentes. También vamos viendo encinas, chaparros, majuelos, retamas y gayombas, más abajo aparecen almendros, olivos, cerezos y plantas aromáticas como orégano, marrubio y mejorana. El camino pasa a carril, para llegar rápidamente al "Cortijo de Mangas", habitado por un aldeano que lo cuida con esmero, y por animales de varias especies que le acompañan.
 ... al Cortijo de Mangas entre castaños
Continuaremos por el carril, a los 70 metros surge un desvío a la derecha (interceptado con una cadena), entre ambos y en bajada prosigue el Camino Real.


A 70 m. del cortijo, entre el carril principal y un desvío a la derecha (con cadena), continua el Camino Real...

A nuestra derecha va quedando el Valle del Lanjarón, con el río al fondo. Delante divisamos a cierta distancia una extensa panorámica de la Sierra de Lújar. Al otro lado del río vemos el carril, depósitos y cortijos por los que ya hemos pasado, resaltando los castaños y las casas de la parte alta del pueblo.

El Camino Real de la Sierra, en permanente descenso y zigzagueo, nos va a llevar al trayecto final...


 ... que en permanente descenso zigzagueante, nos va a situar...

 ...situándonos en un carril y para terminar en la carretera junto al río. Sólo nos resta tomar la carretera a la derecha, para dirigirnos en corto recorrido al aparcamiento de nuestro vehículo.


 ... en el tramo final, junto a un carril y éste a su vez en la carretera.


Paraje con exuberante vegetación y agua, en el cruce del río Lanjarón.

Sacado de: "Caminos y Veredas de Granada" de Arcadio Egea García, Gabriel Osorio Pérez y José Carrasco García