INUNDABILIDAD

Río Albuñuelas a su paso por Saleres.

Las avenidas e inundaciones constituyen un fenómeno hidrológico extremo de amplia afección territorial, cuya incidencia es particularmente frecuente en regiones de clima mediterráneo. Al margen de su dimensión estrictamente física, como respuesta hidrológica de los cauces fluviales ante episodios extremos de precipitación, las inundaciones, en su desarrollo, adquieren la consideración de problema territorial con amplias repercusiones socioeconómicas y medioambientales.

En el ámbito de estudio, enclavado en una fosa tectónica, en la región mediterránea, donde largos periodos de sequía son sucedidos por precipitaciones intensas y torrenciales, se producen inundaciones y desbordamientos en suelos con alto índice de erosión.

Por otra parte, las acciones antrópicas han aumentado históricamente el nivel de riesgo frente a las avenidas e inundaciones en núcleos urbanos, pues tradicionalmente lo urbano ha ido aprisionando al río, en lugar de abrirse a él, protegiéndose de sus crecidas, pero recuperando, en lo posible, sus cauces de avenidas extraordinarias y llanuras de inundación para usos compatibles con sus funciones ecológicas y de desagüe.

A la vista de esta tendencia en todo el territorio andaluz, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha elaborado el Plan de Prevención de avenidas e inundaciones en cauces urbanos andaluces, cuyo objetivo fundamental se basa en "Mejorar las condiciones de seguridad de las poblaciones y bienes económicos frente a los riesgos de avenidas e inundaciones"

En el Anexo 4 de dicho Plan se establece un inventario de puntos de riesgo. Para los municipios incluidos en el ámbito de estudio, considera los puntos de riesgo que se indican en la siguiente tabla: