El agua no se encontraba en la cima del monte, por lo que había que bajar a buscarla. Para ello construyeron un estrecho pasadizo desde la cima hasta el río, por una cresta cercana. Se pueden apreciar algunos agujeros que dejan verla. En el interior hay tallados escalones para ir salvando la pronunciadísima rampa. El acceso es peligrosísimo por el gran desnivel donde está enclavado y sobre todo porque apenas si quedan restos del pasadizo, por lo que se aconseja no intentar llegar hasta él

 

Cresta donde se encuentra el pasadizo de bajada

Agujero del pasadizo (Inferior)

     
 
Otros agujeros